TOP! Clásica | La mejor música clásica de todos los tiempos

La mejor música clásica de todos los tiempos.

Argenta, Bernstein y pocos más

0
divulgadores

Leonard Bernstein, Fernando Argenta, Aaron Copland, Enrique García Asensio, Óliver Díaz

Como humilde homenaje al recientemente fallecido Fernando Argenta, he elaborado una breve lista de mis divulgadores “musiclásicos” preferidos, aquellos que más me han influido en mi propio gusto por la música.

Esta es una lista pequeña y personal, no exhaustiva, de profesionales con los que he aprendido a disfrutar la música, gracias a su talento para comunicar sus conocimientos a quienes no hemos tenido el coraje y la constancia de adquirirlos por la vía dura del conservatorio.

En este “TOP Divulgadores” personal estarían los españoles Enrique García Asensio, el propio Argenta, el director asturiano Óliver Díaz, y un par de ilustres compositores norteamericanos: Aaron Copland y Leonard Bernstein. Todos ellos destacan por sus habilidades comunicativas y su afán por poner al alcance de todos las claves para conocer y disfrutar la música.

Enrique García Asensio

Supongo que sería el pionero de la divulgación de la música clásica en TVE, al menos para mí sí lo fue. El mayor recuerdo que tengo de su programa es que regalaba una batuta a los niños que contestaban correctamente las preguntas que les formulaba (algo que sólo se podía hacer en aquellos tiempos: hoy en día, los críos no se conformarían con tan magro detalle y le pedirían un iPad ;-) )

En este vídeo se resume algún momento característico del programa, y se aprecia dolorosamente que el tiempo no pasa en balde

Fernando Argenta

Con otro estilo que el Maestro Asensio, más divertido y ligero, Argenta dirigió con éxito dos grandes programas de divulgación musical: “Clásicos Populares“, en Radio Nacional, y “El Conciertazo“, en Televisión Española. No hay más que oir los gritos de los niños y ver sus caras para percibir una obviedad: se lo están pasando pipa. Tuve la suerte de verlo en directo en un “Conciertazo” especial, en el Teatro de la Universidad Laboral de Gijón, y disfruté tanto como los críos de estos vídeos:

Óliver Díaz

Durante unos años dirigió a la Orquesta Sinfónica de Gijón en una serie de conciertos memorables, conocidos genéricamente como “Música Maestro“. Cada concierto estaba inspirado en un período o aspecto concreto en la historia de la música, y a pesar de que estaba orientado a un público mayoritariamente infantil, se atrevían con todos los temas (las caras de los críos en el concierto dedicado a la música dodecafónica eran un poema ;-) ). Desde mi punto de vista formaba una gran pareja escénica con el periodista gijonés Pachi Poncela, siendo éste quien llevaba el hilo narrativo, entre intervenciones técnicas del director.

Desgraciadamente, la iniciativa ha sido cancelada por lamentables disputas de política local y no ha sido sustituida por nada equivalente, ni en frecuencia ni en calidad :-( .

Aaron Copland

Al contrario que el resto de profesionales de la lista, incluidos fundamentalmente por sus dotes para la divulgación sobre un escenario, al compositor norteamericano lo señalo por un libro que releo constantemente: “What to Listen for in Music“, editado en español como “Cómo escuchar la música” (podría haber sido peor: el fantástico título “The Sound of Music” se tradujo aquí, cual culebrón venezolano, como “Sonrisas y Lágrimas;-) ). En el libro, Copland desciende al nivel del profano y desglosa las técnicas de composición musical de forma sencilla, directa y muy amena. De verdad, si no lo conocéis y podéis conseguirlo, no os lo perdáis (os dejo un enlace a Google Books para investigar un poco, no es un enlace patrocinado).

Leonard Bernstein

Para mí, el más influyente de todos. Sus “Conciertos para Jóvenes” fueron una serie de programas emitidos por la televisión norteamericana a finales de los 50. En España pusieron algunos episodios en la Segunda Cadena de TVE, aunque para verlos había que madrugar o trasnochar: recuerdo que algunas veces me levantaba a las 2 ó 3 de la madrugada, sin saber que 30 años después inventarían un chisme con el que podrías verlo en cualquier momento, las veces que quisieras ;-) .

Por rigurosidad, profundidad y claridad en la exposición, para mí estos conciertos son la referencia en materia de divulgación musical. Y también por la amplitud de temas tratados, fijaos en los títulos de los programas: “Qué significa la música“, “Qué es la orquestación“, “Cómo se hace la música sinfónica“, “Qué es el impresionismo“, “Qué es la forma sonata“, “Estudios de intervalos“, “Qué es un modo“… y así hasta 15 capítulos. Lástima que no hayan tenido continuidad, aunque, por suerte, lo mejor de estos conciertos está también editado en libro, titulado en español como “El maestro invita a un concierto“, de la editorial Siruela.

Esta es mi lista. Obviamente, hay infinidad de músicos, compositores, directores, críticos, escritores, etc, que han escrito, producido o dirigido obras orientadas a la divulgación de la música clásica, pero a estos cinco les tengo un cariño especial. Os invito a enriquecer el artículo y añadir, a través de los comentarios, vuestras propias experiencias en este sentido.

Si te gusta el artículo, compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bueno, ¿y tú que opinas?